SOBRE MI LIBRO DESCODIFICARTE

DESCODIFICARTE

Comprende tu pasado para cambiar tu presente

Libérate de las emociones que te condicionan y te enferman y toma las riendas de tu vida a través de la Descodificación Biológica.

Sinopsis del Libro Descodificarte: Sabemos que nuestras emociones tienen la capacidad de hacernos sentir plenos o infelices. Incluso podemos aprender a gestionarlas mediante la meditación o el mindfulness. Pero ¿qué ocurre cuando sentimos emociones que no reconocemos como nuestras, sentimientos negativos que nos dirigen, nos hacen desdichados y de los que no logramos liberarnos?

En este libro encontrarás las claves del porqué de nuestras emociones. Aprenderás a reconocer de dónde vienen, qué nos quieren decir a través de los síntomas que se manifiestan en el cuerpo o en un determinado comportamiento y cómo nuestro inconsciente biológico pone en marcha todos los mecanismos de defensa con una única finalidad: la supervivencia.

¡LANZAMIENTO 3 DE FEBRERO 2022!

ACCEDE A LA PRE-VENTA EN ESPAÑA EN FORMATO PAPEL Y EBOOK DEL LIBRO DESCODIFICARTE 

ACCEDE A LA PRE-VENTA EN EL EXTRANJERO EXCLUSIVO EN FORMATO EBOOK DEL LIBRO DESCODIFICARTE

Introducción del Libro Descodificarte

Si has llegado hasta aquí es porque, al igual que yo, crees que las soluciones a nuestros conflictos y enfermedades no solo dependen de nuestra herencia genética, o de cualquier agente externo, sino que existe una estrecha relación entre la calidad de nuestros pensamientos, vivencias y emociones, y la calidad de nuestra salud física o psicológica.

Hace unos cinco años comencé a plantearme ciertas cuestiones. ¿Para qué enfermamos? ¿Por qué algunas personas enferman y otras no? ¿De qué depende, de la genética, de los malos hábitos, de la suerte? ¿Por qué las personas que ven siempre el lado positivo de la vida parecen no enfermar o enferman menos?

Bien, cuando estas ideas empezaron a rondarme por la cabeza, no hubo marcha atrás. Creo que, a la vez que me hacía estas preguntas, iba descubriendo mi camino. Los astros comenzaron a alinearse y las situaciones se presentaban una detrás de otra.

Un día, una amiga, que trabaja en el sector de la salud, me llamó para decirme que si quería acompañarla a una charla informativa sobre un curso de Descodificación Biológica. Yo no tenía otra cosa mejor que hacer y, dado que me pareció un tema interesante, le dije que sí y allí que nos fuimos las dos. Lo que no podía imaginarme era cómo aquella charla iba a cambiar mi vida. ¡En ella estaban todas las respuestas a mis preguntas!

Al salir, hablamos de lo interesante que parecía el curso. Mi amiga dijo que ella no lo haría porque, debido a sus horarios, era muy complicado, y en mi caso el único problema que había era el económico. No podía permitirme realizar la formación. No tenía un sueldo fijo y tampoco podía pedir el dinero a mis padres porque siempre he sido la «rarita» de la familia, la que siempre se ha interesado por las terapias alternativas y energéticas, y la que siempre ha tenido la cabeza llena de pájaros. Así que, nada, volví a casa un poco desilusionada y lancé al campo cuántico mi intención de formarme como acompañante en Descodificación Biológica. Pensé: «Si esto está en mi camino, ya llegará la manera de hacerlo».

Mi sorpresa fue mayúscula porque, en efecto, unos días antes de que terminase el plazo de inscripción para la formación, recibí un ingreso en la cuenta del banco por la cantidad exacta, ya que no había ni un euro de diferencia, de lo que costaba el curso. Por supuesto, no me cayó del cielo; era un dinero que me debía la Hacienda Pública desde hacía tanto tiempo que ya ni me acordaba; pero ahí lo tenía, como una señal divina diciendo: «¡Ahora o nunca!».

Y así fue como empezó mi nueva vida. Sí, mi nueva vida, porque ya nada ha vuelto a ser como antes. He experimentado un cambio de paradigma, un cambio en la forma de ver y sentir las cosas, porque ahora sé cuál es el origen de mi malestar. Y no es que los problemas hayan desaparecido; es que ahora puedo enfrentarme a ellos y, si me superan (que me pasa a menudo), me doy permiso para sentir las emociones, para vaciarlas y no acumular la tensión que más tarde podría convertirse en un síntoma.

Por esta razón, quiero contarte en las páginas siguientes lo que a mí me ha servido de guía, quiero acompañarte en este proceso de evolución. Y, aunque es complicado, resulta tan emocionante y liberador que sentirás que has nacido de nuevo.

¡Bienvenida/o a tu nueva vida!